En la región de Latinoamérica y el Caribe (LAC), las mujeres en situación de bajos ingresos son afectadas por desigualdades de salud persistentes., Además de esto, es posible que las mujeres sufran el impacto de la crisis de la COVID-19 en la región, incluyendo incrementos en niveles de violencia y la interrupción de servicios de salud sexual y reproductiva.

El pronóstico es aún peor para las mujeres migrantes, quienes enfrentan múltiples riesgos durante el viaje de migración. En la República Dominicana (RD), el doble impacto de los grandes números de migrantes y de un sistema de salud sobrecargado por la COVID-19 ha significado que haya menos servicios de salud disponibles para las mujeres migrantes.

El Proyecto de sostenibilidad de salud local (LHSS) de USAID está trabajando en la RD para mejorar la protección de la salud para las mujeres migrantes del país, la mayoría de las cuales provienen de Haití. Nuestro enfoque se apoya en la creencia de que los programas para mejorar el acceso a los servicios de salud solo pueden triunfar si están definidos y dirigidos por actores locales y reflejan las experiencias, prioridades y preferencias vividas por los migrantes y las comunidades receptoras. Teniendo en cuenta esto, construimos nuestro enfoque en la RD en torno a cinco elementos.

  • Permitir que las partes interesadas locales guíen el proceso 

Mejorar el acceso a la salud para las mujeres migrantes de una forma que sea sostenible es un compromiso a largo plazo. Requiere de líderes locales que estén comprometidos en avanzar con el trabajo más allá de los programas y alcances de asistencia de organizaciones de desarrollo. En la RD, nos asociamos con Two Oceans in Health, una organización dominicana conocida por su rigor metodológico y su experiencia trabajando para mejorar los programas de salud para grupos vulnerables. Two Oceans está posicionado de forma única para guiar un proceso que promueva el consenso entre el gobierno, el sector privado y los líderes de la comunidad sobre acciones posibles para mejorar los resultados de salud tanto para las mujeres migrantes como para sus comunidades receptoras.

  • Comprender el contexto del país 

Mientras que los datos del sistema de salud proporcionan parte de la imagen, es crítico aprender directamente de los migrantes y de aquellos que trabajan con ellos para entender completamente sus perspectivas, prioridades y necesidades. Un proceso de consulta asistido por Two Oceans reveló observaciones importantes, incluyendo que la mayoría de los migrantes acceden a los servicios de salud en salas de emergencias, en lugar de las opciones de atención primaria más económicas. Estos y otros hallazgos clave se detallan en el reporte de LHSS Expandiendo la protección social de la salud a las mujeres migrantes en la República Dominicana.

  • Crear una visión compartida

Mejorar los servicios para los migrantes puede ser un problema sensible y poIarizador en cualquier país, especialmente cuando los recursos del gobierno ya están sobrecargados y el acceso a los servicios está influenciado por políticas no relacionadas con la salud, como la migración. Enfrentar tales desafíos requiere que grupos con intereses diversos estén de acuerdo acerca de las prioridades nacionales.

En la RD, Two Oceans reunió, por primera vez, a los líderes de agencias gubernamentales de salud y no relacionadas con la salud, al sector privado, a la sociedad civil y a las comunidades migrantes y receptoras para formar un grupo de trabajo intersectorial. Como primer paso, el grupo acordó una visión estratégica: cada persona que reside o transita por la RD tiene acceso equitativo a servicios de salud esenciales de calidad, sin importar su nacionalidad, edad, género o estado migratorio. Two Oceans entonces interactuó con 22 organizaciones para desarrollar una hoja de ruta de cinco años, detallando intervenciones factibles y sostenibles, responsabilidades de partes interesadas y cronogramas para la implementación secuenciada.

La hoja de ruta se enfoca en cinco mejoras del sistema de salud: fortalecer la coordinación intersectorial; incluir a médicos haitianos; proporcionar tarjetas de identificación de salud temporales a los migrantes; estandarizar el paquete de servicios de atención primaria y mejorar la calidad y la disponibilidad de datos.

  • Determinar las carencias y las soluciones para atenderlas

La hoja de ruta se enfoca en atender las carencias del sistema de salud en cinco áreas principales: fortalecer la coordinación intersectorial; incluir a médicos haitianos que viven en la RD en el sistema de salud público; proporcionar tarjetas de identificación de salud temporales a los migrantes; estandarizar el paquete de servicios en las instalaciones de atención primaria; y mejorar la calidad y la disponibilidad de los datos por medio de la implementación de registros en centros de salud.

A través de estás áreas, el éxito a largo plazo depende de asegurar que las intervenciones se integren en el sistema nacional de salud existente. Conforme las intervenciones de la hoja de ruta se implementen, será importante documentar y demostrar los impactos financieros y de salud, y apoyar al gobierno en la exploración de diferentes fuentes de financiamiento para continuar los esfuerzos. El grupo de trabajo también trabajará en dirigir esfuerzos para combatir ideas erróneas que alimentan a la xenofobia, incluyendo incrementar la conciencia de los beneficios de la migración para la RD.

  • Comunicar, comunicar, comunicar

Un enfoque de sistemas dirigido localmente requiere de la participación de diversas partes interesadas, quienes pueden no tener actualmente formas para compartir información e ideas. La comunicación permanente con las comunidades migrantes beneficiarias es particularmente importante; por ejemplo, para reunir retroalimentación sobre las mejoras al sistema de salud, compartir información sobre mejoras y alentar el uso de los servicios del sistema de salud. Hacemos esto al vincular a las organizaciones de la sociedad civil directamente con los migrantes.

¿A dónde vamos desde aquí? 

Durante el siguiente año, LHSS continuará trabajando con Two Oceans para ayudar a los socios locales a implementar la hoja de ruta y generar evidencia para el financiamiento sostenible de los enfoques que mejoren el acceso y la calidad de los servicios de salud para los migrantes. El siguiente paso es trabajar con el Ministerio de salud para definir y poner a prueba un paquete de servicios de salud primarios en un grupo inicial de instalaciones de salud que dan servicio a zonas con un alto número de migrantes.

Incluso en un contexto altamente complejo de migración exacerbada y de una pandemia global, el cambio es posible cuando todas las partes interesadas tienen una voz en el proceso. Esperamos compartir actualizaciones y más lecciones de la experiencia de LHSS en la región de LAC en los siguientes meses.

La Dra. Sarah Insanally es una especialista en sistemas de salud en el Proyecto de sostentabilidad del sistema de salud local de USAID. Ella es originaria de Guyana y ha trabajado con sistemas de salud a través de la región LAC. 

Deja un comentario