En el marco del Día Mundial de la Seguridad al Paciente, el Centro Médico de Diabetes, Obesidad y Especialidades (CEMDOE), enfatiza en la necesidad de cumplir con estos estándares relacionados con los procesos médicos para garantizar la protección del paciente.

“La calidad y seguridad del paciente se basan en proporcionar una atención en salud estandarizada mediante procesos diseñados para ofrecer un servicio protocolizado y gestionar proactivamente los riesgos”, destacó Gaston Gabin, CEO de CEMDOE.

Según explicó, la Joint Commission International (JCI), certificación bajo la cual está acreditada CEMDOE, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) promueven conjuntamente seis objetivos internacionales de seguridad del paciente para aumentar la conciencia y promover mejoras específicas como son la identificación correcta de los pacientes, una comunicación efectiva, mejoras en la seguridad de los medicamentos de alto riesgo (incluyendo su almacenamiento, etiquetado y clasificación para facilitar su identificación); garantizar la seguridad en las cirugías, reducción en el riesgo de infecciones asociadas con la atención sanitaria y minimizar el riesgo de lesiones debido a caídas.

Cabe destacar que los protocolos basados en la seguridad del paciente tienen como objetivo mitigar los daños temporales o permanentes que puedan surgir durante la atención médica. Esto incluye mejorar la precisión en la identificación de los pacientes para prevenir errores en la administración de medicamentos, hemoderivados, extracción de sangre y otras muestras de análisis clínicos. También se busca evitar la administración incorrecta de tratamientos o procedimientos a pacientes equivocados, así como reducir lesiones físicas tanto en pacientes como en profesionales de la salud.

Además, promueven una comunicación efectiva entre los profesionales de la salud para prevenir equivocaciones en órdenes verbales o telefónicas, evitar errores de medicación que deberán manejarse como sustancias controladas, asegurar que se cuenta con toda la documentación del expediente clínico, fomentar la prevención y el control de infecciones en el hospital, entre otros.

La seguridad al paciente busca prever cualquier error que pueda impactar al mismo, lo que implica que se haga una gestión y un control apropiado de todo el recorrido a través del centro, partiendo de políticas y lineamientos institucionales. Es por esto que, tanto nuestro personal clínico como asistencial y administrativo, están rigurosamente entrenados y evaluados constantemente de cara a la correcta implementación de los protocolos.

“Como centro acreditado JCI, CEMDOE puede garantizar una atención de muy alta calidad y muy segura a través de procesos regidos por estándares internacionales avalados como las mejores prácticas del sector salud, además de una gestión anticipada de riesgos mediante mecanismos robustos de control y bajo el respaldo de un entorno seguro que mitigue cualquier tipo de riesgo tanto para pacientes y familiares, así como al personal asistencial durante todo el proceso”, concluyó.

Deja un comentario