Las agresiones sexuales o violaciones en muchas ocasiones no son denunciadas a las autoridades. Muchos factores psicológicos y sociales intervienen en este “silencio” de la víctima y sus familiares.

La decisión de no denunciar al agresor y, además, el libre acceso a fármacos para evitar un embarazo, en ocasiones provoca que la víctima no busque asistencia médica a tiempo. Esta conducta conlleva a un incremento en el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual EVITABLES.

Al leer este artículo, usted es compromisario de ORIENTAR a cualquier persona que sufra una agresión sexual o violación.

¿Qué debemos hacer ante una situación como ésta?

Acudir de inmediato a la emergencia y solicitar la asistencia de un especialista en Infectología. El mismo le indicará antirretrovirales para reducir el riesgo de adquirir VIH*, además de prescribirle antibióticos/inmunoglobulinas para las demás posibles Infecciones de Transmisión Sexual (ITS):

– Hepatitis B

– Gonorrea/clamidia

– Sífilis

– Tricomona

– Entre otras

Recuerda, no sólo un embarazo no deseado es el “peligro” de una violación.

Se debe considerar como una emergencia médica. El inicio del tratamiento debe ser ANTES de las 72 horas (3 días), sin embargo, el período óptimo (en el cual más nos protegerán los medicamentos) es de 2 horas. Esta medida reduce considerablemente el riesgo de adquirir esta condición de salud.

Por: Dr. Héctor Armando Balcácer Estévez
Internista e Infectólogo.
809-687-8067 y 809-221-4728
Torre Profesional Karina Pichardo (KP) suite 201.
Centro Médico UCE.

Deja un comentario