El nacimiento de un bebe antes del término, considerando las 37 semanas de embarazo como el termino, es un hecho que encierra muchas complicaciones en su mayoría neonatal y en ocasiones afecta a la madre, de acuerdo a la patología materna que dio origen a este nacimiento prematuro. Pero más afecta el entorno familiar, con la carga y el gasto que este impone y en clase sociales de bajos ingresos no es soportable. Aunque es notable que programas como “mama canguro” han contribuido a reducir estas muertes, mayormente en este grupo social.

La prematuridad constituye un 11% de los nacimientos y en el mundo nacen un promedio de 14 millones de prematuros al año. Las complicaciones de este nacimiento antes del término son responsable del 35% de muertes neonatales en el año. El costo de un prematuro en nuestro país ronda los 8 mil dólares. Siendo mayor de acuerdo al tipo de prematuro y su complicación.

Las clasificaciones del prematuro han ido cambiando de acuerdo a los adelantos en las medidas de atención que se ofrece. En un inicio su riesgo era dado por el peso o la edad gestacional. Se han clasificado en prematuros tempranos, Intermedios y tardíos de acuerdo al tiempo en que nacen. Las causas de prematuros son sociales, demográficas, económicas y ciertas decisiones médicas que contribuye con un 30 % en su presencia, entre estos está el componente de cesáreas previas. En la actualidad se habla del Fenotipo del prematuro, en el que convergen múltiples factores y ya no una causa única. Esto conlleva que el manejo de prevención se hace más complejo y es por lo que a pesar de medidas aplicadas el porcentaje de nacimientos prematuros se mantiene. Unas de las políticas de predecir el riesgo de prematuro es considerar la longitud de cuello del útero materno como factor de riesgo y que lleva a un tratamiento clínico medicamentoso, generalmente con progesterona. Este manejo ha demostrado que reduce un 35 % la posibilidad de un bebe de nacer antes de las 34 semanas, que, aunque continúa siendo prematuro, sus posibilidades de supervivencia son muy buenas. En países de más gastos en salud, como Uruguay, donde se tiene la aplicación de un programa ambulatorio de identificación de embarazos de riesgos a prematuro, con unidades de ecografías ambulatorias y monitorizadas por médicos expertos desde una central en un centro de salud. Programa que ha contribuido al manejo a tiempo y más apropiado en patologías Feto/Maternas y neonatales, con reducción de costos de ingresos innecesarios.

En el día del prematuro debemos de reflexionar y elevar nuestra voz y ver cómo estamos contribuyendo a conseguir una reducción de sus nacimientos, estableciendo un compromiso médico, con políticas sociales y clínicas adecuadas y reales, creando verdaderas normas que no solo se queden en publicaciones y anuncios de programas, a las que les falta mucho de este punto. Además, exigir su cumplimiento y así poder enfrentar este problema de manera directa.

Por el Dr Francisco Thevenin

Ginecologo Perinatologo

Vice Presidente de SODOMEP

 

 

 

Deja un comentario