Santo Domingo. En República Dominicana, de total de niños que asisten diariamente a un especialista de la piel, se estima que más de un 50% acuden a causa de una dermatitis atópica leve o moderada. En Latinoamérica, esta afección ocupa del 12-20% de las consultas de dermatología pediátrica, así explicó la doctora Daisy Blanco, dermatóloga pediatra, docente y ponente del reciente encuentro de actualización médica de la Sociedad Dominicana de Pediatría.

En este encuentro virtual, la especialista que se diagnostica o tratan de 15-20 pacientes diarios, acorde datos de centros primarios, destacando que de 0-1 año es la edad más frecuente para esta enfermedad en infantes,con un 50% de casos, seguido de un 30% para niños entre 1-5 años; y un 20% en niños mayores de cinco.

La doctora Blanco puntualizó que, en el pais, se registran más casos femeninos; sin embargo, se refleja una mayor severidad en casos del sexo masculino.

“La dermatitis atópica prevalece más en zonas urbanas que rurales, y de no tratarse pueden traer varias repercusiones a la salud de los niños. En adición a las patologías dermatológicas, una de las causas de mayor impacto será su pérdida de sueño; el niño/a se hace muy lábil por el picor, y su calidad de vida – y la de sus padres- tiende a tener un descontrol psicosocial importante”, afirma la especialista.

Algunas de las patologías más frecuentes que surgen de no tratarse a tiempo son: las infecciones recurrentes en la piel, la dermatitis del pañal crónica, procesos de xerosis o resequedad severa que pueden afectar todo el cuerpo del infante.

Opciones de tratamiento

Investigaciones y casos en consulta han demostrado que este tipo de afección puede durar de días hasta años en alguien afectado, de acuerdo a si sus manifestaciones clínicas son leves o muy severas, argumenta la doctora especialista en el cuidado de la piel. “Se ha visto que en la evolución natural de la pubertad un alto porcentaje desaparece; solo de un 5-10% suele permanecer en la adultez”, añade.

En el país, debido a sus condiciones medio ambientales y de temperatura, en la mayoría de los casos se presentan formas leves que suelen tratarse con lociones humectantes, antialérgicos vía oral y jabones de ph neutros.

Para la experta, cuando existe proceso infeccioso con la dermatitis atópica, lo más recomendable es curar con antibióticos primero y luego aplicar los medicamentos antes mencionados. Algunos signos de alerta, en los cuales se debe prestar mayor atención es cuando el niño o niña presenta un prurito o picor exagerado durante las noches, un eritema o enrojecimiento de la piel y gran resequedad, así como si tiene apariciones de enfermedades tanto en la piel como respiratorias.

La doctora Blanco destaca que es de vital importancia realizar campañas de concientización para aquellos padres e hijos que padecen de esta condición tan frecuente puedan comprender sobre su padecimiento y las mejores alternativas de cómo tratarlo.

La Sociedad Dominicana de Pediatría realiza estos encuentros mensualmente para actualizar a su gremio sobre casos, investigaciones y nuevas soluciones para el cuidado, diagnóstico y tratamiento de los niños.

Deja un comentario