Tras el anuncio que la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer y BioNTech parece efectiva contra una variante más infecciosa del virus, que fue descubierta en el Reino Unido y se ha extendido por todo el mundo, según los resultados de más pruebas de laboratorio publicados el miércoles, el panorama parece de a poco ir “acomodándose” y permite imaginar que las vacunas contra el nuevo coronavirus siguen en carrera sin importar las nuevas mutaciones.

Y es que este hallazgo supone un gran logro, ya que desde la aparición de las nuevas variantes del COVID-19 en distintas partes del mundo, el mayor interrogante al respecto era sobre si las vacunas que se habían desarrollado iban a ser útiles para combatir estas nuevas mutaciones o se tendría que volver a foja cero.

Sin embargo, por el momento, la vacuna de Pfizer se probó con la cepa que se originó en el Reino Unido. Resta saber si será o no efectiva contra las nuevas variantes que surgieron y las que aún se esperan conocer. Al igual que con el resto de las candidatas como Moderna, Sputnik, Oxford-AstraZeneca, Sinopharm, entre otras.

Deja un comentario