La Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos, Inc. (ARAPF) entiende que la comercialización de Medicamentos de Venta Libre (OTC, por sus siglas en inglés) en establecimientos, tales como supermercados, colmados, tiendas de conveniencia y tiendas por departamento, entre otros, es una dinámica que ofrece más salud y cuidado preventivo a los consumidores dominicanos, a través de un correcto acceso a fármacos de calidad, seguros y eficaces.

Indicaron que los Medicamentos de Venta Libre son productos de especialidad medicinal cuya dispensación o administración no requiere autorización médica debido a que cuentan con un amplio historial de seguridad y eficacia y que son utilizados para prevenir, aliviar o tratar síntomas o enfermedades leves o comunes.

Explicaron que estos fármacos están diseñados para soportar altas temperaturas y ambientes de humedad, con la finalidad de evitar su deterioro, de acuerdo a la zona climática para la cual fueron fabricados.

ARAPF considera importante mantener una correcta comercialización de fármacos de Venta Libre en establecimientos comerciales fuera de las farmacias. Mucho más en un escenario como el de la República Dominicana, el cual solo cuenta con un aproximado de 2,500 establecimientos farmacéuticos, agrupados en farmacias comerciales y del pueblo, boticas populares y dispensarios, habilitados en todo el territorio nacional.

Deja un comentario