Con preocupación he estado leyendo las noticias sobre ocurrencias de diversas situaciones de salud a turistas que visitan nuestra isla últimamente. Reflexiono sobre las mismas, esto impacta de forma negativa el turismo de salud que con gran esfuerzo se ha venido desarrollando en nuestro país.

En nuestro país contamos con profesiones y centros con la capacidad y experiencia en medicina turística. El turismo de salud no es nuevo en el país. Se ha estado desarrollando de manera natural en el país.

Este año el doctor Alejandro Cambiaso afirma que el país está haciendo los esfuerzos necesarios para desarrollar este sector en temas de logísticas y de infraestructura que garanticen mejores ofertas de servicios y la calidad de los mismos.

Asimismo, un estudio presentado indica que el turismo de salud es rentable, es una realidad y va en aumento, convirtiéndose en un reto para los principales protagonistas del sector.

Estas noticias nos impactan de manera negativa, afectándonos de forma directa como marca país, destino turístico y el trabajo que se ha estado desarrollando con relación al turismo de salud y bienestar.

Pero va un poco más allá, afecta el posicionamiento en la mente del consumidor y lo relacionado al posicionamiento digital. Este último pasa a ser muy importante, debido a que el comportamiento de los pacientes cambió.

Nos referimos a los micro momentos, los pacientes buscan en las redes sus padecimientos partiendo de cómo se sienten, el patrón de conducta es el siguiente:

1. “Qué me pasa”. Buscar información sobre el padecimiento y los síntomas5

2. “Dónde puedo obtener tratamiento”. Aquí el paciente obtiene información de quién y dónde puede tratar el padecimiento o dolencia.

3. “En quién puedo confiar”. Este momento es neurálgico, pues en éste el paciente va a investigar sobre las experiencias de otros pacientes y se va generando el factor confianza. En este momento los comentarios negativos tienen un alto impacto.

4. “Quiero reservar”. Aquí podemos decir que es cuando el paciente ya tiene una decisión y ésta va a depender mucho del nivel de confianza generado en el punto anterior, influyendo de manera directa el posicionamiento en el mercado.

Ahí la importancia de cuidar el trabajo que como nación hemos estado desarrollando.

Vamos a crear micro momentos en nuestros centros de salud, trabajando de forma conjunta campañas positivas sobre nuestro país, informando la calidad de nuestros servicios, infraestructura, tecnología y formación de nuestros profesionales de la salud.

Claro, sin dejar de lado lo que siempre nos ha diferenciado como dominicanos y que no tiene nadie, es ese calorcito humano que nos caracteriza.

Por Johanny Corona
Especialista en marketing médico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here