Hoy se celebra el Día Mundial de la Drepanocitosis, enfermedad que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) padece un cinco por ciento de la población mundial.
El drepanocitosis (anemia drepanocítica o falciforme, sicklemia) es la enfermedad genética más frecuente en el mundo, se produce por la presencia de una Hemoglobina anormal conocida como Hemoglobina S que tiene una menor afinidad para la captación del oxígeno.
Se estima que anualmente nacen 500 000 niños con invalidante y grave enfermedad y que el 50 % de ellos fallecerá antes de cumplir 5 años. Es una enfermedad transcontinental, transétnica.
El Día Mundial de la Drepanocitosis se celebra con el objetivo de llamar la atención sobre el padecimiento, y para declararlo como un tema de salud pública. El Día se conmemoró por primera vez el 19 de junio del 2009.
Muchas personas la padecen y pocos la conocen. La drepanocitosis es una alteración morfológica de los hematíes, que pierden su forma de ‘donut’ característica y adquieren un aspecto semilunar. Estas células anormales carecen de la plasticidad, por lo que pueden obstruir los vasos sanguíneos pequeños y reducir el flujo de la sangre.
La vida media de estos glóbulos rojos disminuye. También se dificulta la oxigenación de los tejidos y la obstrucción de los vasos sanguíneos puede producir crisis dolorosas, infecciones bacterianas graves y necrosis.

Deja un comentario