Hoy martes 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, una fecha que nos invita a estar atentos a las personas a nuestro alrededor que dan alguna señal suicida.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, Cada año se suicidan casi un millón de personas, una muerte cada 40 segundos.

“El suicidio es una de las tres primeras causas de defunción entre las personas de 15 a 44 años en algunos países, y la segunda causa en el grupo de 10 a 24 años; y estas cifras no incluyen los tentativas de suicidio, que son hasta 20 veces más frecuentes que los casos de suicidio consumado”, explica la OMS.

Las estrategias que contemplan la restricción del acceso a métodos comunes de suicidio, por ejemplo armas de fuego y sustancias tóxicas como plaguicidas, han demostrado ser eficaces para reducir las tasas de suicidio, no obstante lo cual se deben adoptar enfoques multisectoriales con muchos niveles de intervención y actividades.

Los datos disponibles demuestran de forma contundente que la prevención y el tratamiento adecuados de la depresión y del abuso de alcohol y de sustancias reducen las tasas de suicidio, al igual que el contacto de seguimiento con quienes han intentado suicidarse.

Deja un comentario